En estos tiempos, sobrevaloraba el cabello lacio por sobre mis ondas desordenadas y rebeldes

Cuando uno está procurando formar el hábito de escritura, el principal obstáculo al que se enfrenta es que, al cabo de unos días, la imaginación se queda igual que la hoja: en blanco. No encuentra de qué escribir. Para romper ese bloqueo, retos pequeños ayudan mucho. Por ejemplo, ¿creerías si te dijéramos que, en tan solo diez minutos y a partir de una imagen cualquiera, puede crearse una historia? Si crees que no, aquí te compartimos una prueba de que sí se puede.

Mi mejor amiga, Caro, había recibido una invitación doble para el avant premier de una película. Me había dicho para ir juntas. Como mi mamá estaba en Iquitos, entonces le pedí a Caro que también me acompañase a ver qué atuendo utilizaría. En esos tiempos no sabía ni maquillarme. Así como de algunas personas se dice que tienen dos pies “izquierdos”, de mí podía decirse que tenía dos manos “izquierdas”. Necesitaba ayuda para maquillarme y demás recutecus. 

Fuimos de compras una tarde. Tardamos horas, ya que me gusta asegurarme de hacer una buena compra: que sea algo versátil y cómodo, y que esté segura de que lo voy a usar en más de una ocasión. Hasta que se rompa probablemente: 

—Ay, hijita, ¿cuántos años tienen esas sandalias? Ya cámbialas ya. ¿Cómo vas a estar andando así? —me resondraba mi madre.

—¡Pero las escogiste tú, mami! ¿Te acuerdas? Las compramos en Iquitos. He buscado por todos lados y no he encontrado ningunas así. Son hermosas.

—¡Ay, Irinita! Pero mira cómo están. Roto roto. No vas a salir así; dame que las llevo al zapatero. Ponte otras. 

Solo las volví a ver en fotos. 

Esta imagen fue parte de un reto propuesto en Familia Machucabotones. / Red Carpe, Tanaka Tatsuya.

Aquella tarde, Caro también me acompañó a la peluquería. Me laceé el cabello para no ir lo regularmente despeinada que andaba. En estos tiempos, sobrevaloraba el cabello lacio por sobre mis ondas desordenadas y rebeldes. 

—¿Y esto cómo es? ¿Cuánto me dura el laceado? —le pregunté a la estilista.

—Le dura tres meses. En las próximas 48 horas no puede caerle agua. En adelante, para que quede así como está ahora: lacio lacio chuto, lo tiene que planchar luego de cada baño. Si no lo hace, igual se va a ver lacio, pero si quiere que quede bien seda, le tendrá que pasar la plancha.

—¡Uy, caracas! OK, gracias. 

Afortunada

Para mi buena suerte, el evento era al día siguiente. Sentía que, si lo planchaba yo, no quedaría tan bonito como se veía en ese momento. Ya había intentado plancharme el cabello antes, pero la suma de mis dos manos izquierdas más mis crespos rebeldes me hacían un mundo. 

—Me voy a tener que poner esos gorritos de baño —le comenté a Caro.

—¡Qué flojera! ¿No te parece muy riesgoso? Igual te podría caer agua.

—Pucha… Ya veré cómo hago. 

Al cabo de un rato, cuando estábamos en una tienda de zapatos, le comenté: 

—Hemos quedado para ir al cine con este chico, pero no sé. Por ratos me parece aburrido…

—Ay, Irina, qué raro. Si te gusta, dale con todo. A ver su foto. Espera, ¿cuándo es la cita? —me preguntó con ligero susto, cogiéndome de la muñeca.

—Para el domingo, pero no sé. Dice que no le gusta bailar.

—¡EL DOMINGO YA TE VAS A PODER BAÑAR! —me respondió Caro, con tanto entusiasmo, que todas las personas en la tienda y pasadizos cercanos voltearon a vernos.


<strong>Irina Yanovich</strong>
Irina Yanovich

Charapa iquiteña de nacimiento y de corazón. Apasionada empedernida por todo lo que respecta a cultura y economía circular. Ha participado en diversos proyectos culturales. Actualmente es emprendedora. Desarrolla su tesis, enseña meditación y, según nos cuenta, se la podría pasar escribiendo todo el día. Ha sido alumna del taller Yo Escritor.

2 comentarios de “En estos tiempos, sobrevaloraba el cabello lacio por sobre mis ondas desordenadas y rebeldes

  1. wp4oka dice:

    Saludos, es interesante la entrada y la forma de escribir con detalles narrativos y un diálogo asertivo de acuerdo a lo narrado. Muy elegante, la descripción y el manejo de la comunicación, me gusto mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda

    Esta página web utiliza cookies para asegurar una mejor experiencia.